Portopetro

Portopetro forma parte de Cala d'Or, pero merece una mención especial, ya que es un puerto de un carácter distintamente mallorquín y de mayor antigüedad que el resto de la zona vacacional. Se trata, en efecto, de un lugar cuyo encanto actual se combina con una historia apasionante.

El puerto de las piedras

Antiguamente era el puerto de Santanyí. Y al decir antiguamente, nos referimos a la Edad Media. Sobre el origen del topónimo existen dos teorías. Una, la menos probable, sostiene que es una abreviación de “Puerto de San Pedro”. El autor de un libro sobre la historia de Mallorca, editado en el siglo XVII, incluso considera “muy probable” que el apóstol San Pedro en un viaje suyo que le llevó desde África a Europa pasara por Mallorca y concretamente por Portopetro, y que el puerto se llamó así por ello. Otros historiadores descartaron esta teoría como una leyenda. La otra explicación, y la más lógica, es la de “puerto de piedras”. Porque fue en este puerto natural donde las naves cargaron las piedras de las famosas canteras de Santanyí y Felanitx. Famosas en tal grado que para la construcción de la magnífica fortaleza del Castel Nuovo de Nápoles, en el siglo XV, se pidió específicamente piedra de Mallorca, que en gran parte viajó a través de Porto Petro. El encargo, por cierto, vino de un mallorquín que conocía bien el material: Guillem Sagrera, uno de los destacados arquitectos del gótico y constructor de aquella fabulosa fortaleza italiana. En Mallorca construyó La Lonja de Palma, uno de los edificios más hermosas de la isla y hoy escenario de eventos y exposiciones.

Espacio para cien galeras

Volviendo a Portopetro, las crónicas hablan también de frutos secos que desde aquí se enviaban hacia los mercados, pero señalan que el por entonces puerto natural de Poropetro la mayoría de las veces sirvió de refugio cuando el mal tiempo amenazaba las naves. El cronista Binimelis explica que en su época cabían unos cien barcos de los grandes de antaño, y más de una vez los habitantes de la zona presenciaron el impresionante espectáculo de una flota entera fondeando en Portopetro, como en 1684, cuando siete galeras italianas – por entonces en guerra con los franceses – buscaron protección en esta cala. Uno de los tripulantes se quedó para siempre en Mallorca: el capellán de la nave capitana, un clérigo florentino, que falleció y fue enterrado en un monasterio en Santanyí. A principios del siglo XX comenzaron a asentarse aquí pescadores y, poco a poco, fue creciendo el poblado. En 1954 fue colocada la primera piedra de la iglesia actual. También en Portopetro permanecen los restos de una antigua torre de vigilancia, parte de un sistema de alerta por la amenaza de piratas hasta el siglo XVIII. Porque era precisamente en Portopetro donde estos asaltantes conocían dos fuentes que les servían para abastecerse de agua dulce.

Un aviador, un escultor, un arquitecto...

Cuando a mediados del siglo XX el público fue redescubriendo la costa de Mallorca, llegaron personajes curiosos para pasar el verano o quedarse a vivir, como un pionero de la aviación catalana llamado Antonio Armangué (autor de uno de los primeros manuales de aviación en España), y no pocas figuras del mundo de la cultura, entre ellos el escultor Enric Monjo, que aportó una talla de la virgen y un crucifijo a la iglesia que se iba construyendo en los años 50. Pero el personaje más notorio que encontró en Portopetro un nuevo hogar es sin duda Jorn Utzon, el arquitecto danés mundialmente conocido por su obra maestra: la ópera de Sidney. Su hija Lin es una conocida diseñadora y artista cuyas creaciones se pueden ver en ciudades como San Francisco, Copenhague y Viena, entre otras ciudades. Para su “patria chica”, como llama a Portopetro, creó una escultura llamada “Ses Palmeres”, de 5 metros de altura y ubicada en una rotonda. Es a la vez un homenaje a Portopetro y a un gran arquitecto mallorquín, Guillem Sagrera, autor de La Lonja en Palma (las “palmeras” recuerdan las columnas de esta joya gótica). Hoy Portopetro es más que nada un lugar tranquilo donde es un placer caminar, mirar, disfrutar del ambiente e imaginarse las historias que debe haber presenciado este puerto natural, tan apreciado que antaño lo solían cerrar con una enorme cadena

Galería de fotos

 

Ubicación en el Mapa


Ver Porto Petro Hotels. Hotels in Porto Petro - Majorca. en un mapa ms grande

Reserve alojamiento
en Cala d'Or

 

Buscador

 

Video de Cala D'Or

 

 

El tiempo

 

 

 

El tiempo

 

 

El Tiempo en Cala d'Or



Cala d`Or: Las vacaciones doradas están al alcance de todos